ESPECIAL VERANO. DÍA 28: "Summer bummer" (2012) de Bill Plympton.

Hoy traemos un tentempié, un snack, una horchata fresquita para merendar. Es decir, un corto de eso que puedes ver mientras vas a descomer. Otra cosa que puedes hacer cuando vas al excusado –cuidado, que yo puedo ser muy fino- es leer las reseñas que pongo en esta página. Conozco a mucha gente que lo hace, y 9 de cada 10 médicos lo recomiendan… estimula el colon. Dejo ya de decir chorradas y me meto en harina, ya que el cortometraje que tenemos hoy es: “Summer Bummer” de Bill Plympton.



La expresión summer bummer, vendría a ser algo así como bajón veraniego –que se note que tengo idiomas-. Y más o menos es lo que este escueto corto, de dos minutos escasos, nos ofrece. Un señor se dispone a saltar desde el trampolín en su piscina. Va motivado y listo para zambullirse. Pero un miedo irracional aflora en su cabeza… ¿Y si dentro de la piscina hay algo que va me puede matar? Algo similar al ahí abajo hay un león que te come la colita de “To er mundo e güeno”

Y poco más hay que contar. El director es el conocido animador Bill Plympton, del que podéis haber visto algunas cintas de cierto renombre como “¡Me casé con un extraño!” o “Tupé”. Y en este “Summer Bummer” –perteneciente a una serie de cortos realizadas para el canal Showtime- continua con su estilo: personajes anatómicamente grotescos, una sátira del american way of life y un acercamiento al surrealismo digno del mejor Terry Gilliam.




En definitiva, un cortometraje simpático, que en el fondo es tan solo un gag bien llevado. Perfecto para adentrarse en el universo de su creador y ver que la animación para adultos va más allá del manga y Pixar. 

Comentarios