Batman: El asalto de Arkham (2014) de Jay Oliva y Ethan Spaulding



No más chicos buenos.

La primera pregunta que nos viene a la cabeza nada más empezar a ver este film es ¿qué nos ofrece este El asalto de Arkham? Pues en principio podemos caer en el error de enmarcarlo dentro de la saga de videojuegos Arkham, incluso el diseño de los personajes es similar al que pudimos ver entonces - el Espantapájaros, Bane y Hiedra Venenosa están calcados -, y en la figura de Batman, pero nada más lejos de la realidad. En este caso la voz cantante la lleva el Equipo de Operaciones Encubiertas dirigido con mano de hierro por la rechoncha Amanda Waller. La Fuerza Especial X (o Escuadrón Suicida) se le asigna la misión de internarse en el psiquiátrico de Arkham para sustraer el bastón de Enigma, el cual contiene una valiosa información de interés para el grupo. Para ello deberán de pasar desapercibido entre las paredes del psiquiátrico (a fin de cuentas es una operación encubierta) si no quieren que la bomba de "control" situada en su cabeza estalle.

Se ha dicho que uno de los principales fallos de este film, reside en que Batman, quien se da a entender desde el comienzo que sería el protagonista absoluto, finalmente no acaba por salir demasiado a lo largo del film, cediendo el protagonismo a "secundarios" como Deadshot, Harley Quinn y el resto del Escuadrón Suicida. Partiendo de la base que la cinta está centrada en este grupo de operaciones encubiertas y NO en el Caballero Oscuro, - aunque es comprensible el adjudicar protagonismo a este, dado que su nombre es el que precede al título -, y que este únicamente sale de cuando en cuando para poner entre las cuerdas al grupo, excepto en el tramo final que es totalmente el enfrentamiento entre él y el Joker...pero no de la manera que esperaríamos, aviso.

No esperéis una historia llena de fantasía heroica y de seres valerosos luchando contra el mal. No; aquí lo que tenemos una historia (muy) adulta, con lindezas tales como decapitaciones, canibalismo, disparos a bocajarro, desnudos gratuitos, voladuras de cabeza...y todo eso por parte de los héroes de la función. Como he dicho unos párrafos más arriba, Batman no es el protagonista de la historia, y ahora tenemos a una banda de asesinos/ladrones/pirados que únicamente quieren saldar sus cuentas pendientes con el Tío Sam haciendo el trabajo sucio que nadie en su sano juicio querría hacer, o si no bomba al canto. Si bien es cierto que acabamos por ganarnos la simpatía de alguno de ellos, como son los casos de los mentados Harley o Deadshot (son los más desarrollados al fin y al cabo), alguno de ellos queda algo descolgado dentro de la trama, o bien quedan totalmente desaprovechados, todo ello debido a que la película peca de ser demasiado corta con menos de hora y veinte de duración. Por suerte los cameos de muchos villanos (muchos), guiños al universo DC (muchísimos) y referencias a los otros films de animación (os reto a contarlos) hacen que la experiencia sea el doble de entretenida. Por otro lado, la animación de Warner Bros. Animation es increíblemente detallada, a años luz de, y siento decir esto, las películas de animación facturadas por Marvel

En resumidas cuentas,
una película de animación impecable, con una animación fluida, respaldada por una historia adulta igual de bien construida, la cual al acabar te dan ganas de ver más sobre este "Escuadrón Suicida". Lo único que le resta enteros es su corta duración y el escaso protagonismo de alguno de sus personajes, pero aún con eso es una película que debería de ver todo fan (y no tan fan) de los cómics que quiera ver una historia diferente.

Nota: 8

Comentarios

  1. Las pelis de animación de DC le llevan mucha ventaja a Marvel pero últimamente las veo muy relajados con respecto a los guiones. Yo desde las dos adaptaciónes a Frank Miller no veo nada muy digno (aunque si es entretenido).
    Pd:El rollo sexual de Harley mola!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario