Lo mejor y lo peor de 2014.



Llegamos a día 31 y sobre la bocina hago mi lista sobre lo mejor y lo peor de este 2014 que se nos va. Como resumen general, decir que ha sido un año bastante malo en cuanto a calidad cinematográfica, a decir verdad muchas de las que ocupan puesto de top no estarían en otros años. Esperemos que para el 2015 no sea todo Star Wars y esos trailers que pintan tan bien como la nueva de Terminator o la de Mad Max nos ofrezcan todo el espectáculo que parece prometernos.
Y sin más dilación vamos a meternos en harina.

TOP 10 DE LAS MEJORES PELICULAS DEL AÑO


10. 300: El origen de un imperio de Noam Murro.

Pues sí, fuera complejos. Esta secuela del film de Snyder puede que no tenga la fuerza de la original, ni Temistocles el carisma de Leonidas. Pero nadie negará que las batallas navales que nos ofrece el film sean de quitarse el sombrero. Y Eva Green compone una de esas femme fatales de tebeo que levantan una película por si solas.

9. The Raid 2: Berandal de Gareth Evans.

Seguimos con otra secuela, pero viajamos del Egeo a la Yakarta más sórdida. Tras darles cera a todos los mafiosos de la peli anterior, el inspector Rama se mete de lleno en una trama de dobles identidades, personajes peligrosos y –como no- ostias como ruedas de molino. Quizás se queda un pelín larga, pero para la posteridad quedan ya la pelea en la cárcel y los últimos 30 minutos al más puro estilo beat´em up.

8. Snowpiercer de Bong Joon-ho.

Seguimos cual Phileas Fogg viajando por el mundo, y esta vez paramos en Corea del Sur. Bong Joon-ho nos sube a un tren sin freno con una propuesta en apariencia sencilla: hay que ir desde el vagón de cola hasta la locomotora. Pero todo se liará con personajes a cada cual más estrafalario, situaciones un poco ridículas a veces y algún que otro agujero de guión. Pero todo realizado con gran pulso narrativo y tensión a la espera del giro final.

7. The edge of tomorrow de Doug Liman.

¡Por fin! Una película en la cual Tom Cruise hace de Tom Cruise y no resulta un espanto o aburrida. Tras el fracaso de “Oblivion” Cruise realiza la mejor película bélica del año, donde demuestra que cuando se lo pasa bien puede ser un actor más que solvente. Y junto a él una Emily Blunt que le daría sopas con honda a la Lara Croft de Angelina Jolie. Y sobretodo destacar el trabajo de Doug Liman. Espectáculo cinematográfico en estado puro.

6. Coherence de James Ward Byrkit.

La peli indie de la lista. Demuestra que con un escenario, un grupo de actores semidesconocido y una premisa inquietante se puede realizar un buen thriller de ciencia ficción. Destacar que aún y que es una peli de esas de pensar se distancia de otras cintas del estilo –como las dirigidas por Shane Carruth o Mike Cahill-, siendo una película inteligente pero sin ir de marisabidilla. Perfecta para un debate tras el visionado.

5. Malditos vecinos de Nicholas Stoller.

Poco se podría esperar de una película con Rogen y Efron… Que equivocado estaba. Tenemos una primera hora llena de gags antológicos que hará que –literalmente- te duelan las costillas de tanto reírte. Stoller continua su buena racha cómica añadiendo salvajismo al conjunto y restando un poco más de azúcar. Aunque claro, en estas películas el almíbar es obligatorio y en el último tramo todo se endulza, pero dejando un buen recuerdo al espectador. En definitiva, la hija que todo “Desmadre a la americana” desearía tener.

4. Perdida de David Fincher.

Por poco no ha entrado en el top 3, pero aún y todo el film de Fincher es de lo mejorcito que hemos podido ver a finales de año. Junto a un Ben Affleck genial y a una Rosamund Pike superlativa, el director americano nos sumerge en los infiernos de un matrimonio en apariencia perfecto. Esta peli es al matrimonio, lo que “Atracción Fatal” a los cuernos. Una recomendación: Huid de cualquier spoiler antes de verla, la disfrutareis mucho más.

3. Guardianes de la Galaxia de James Gunn.

¿Creíais que Marvel no entraría en la lista? Por poco se quedaron fuera las últimas del trepamuros o los X Men, pero estos guardianes entran por toda la puerta grande. Una space opera que nos devuelve el cine montaña rusa, donde después de una escena impactante viene otra que la supera y así durante las más de dos horas de metraje que te sabrán a poco. ¿Quién quiere a Los Vengadores teniendo a estos tipos para salvarnos el culo?

2. The Babadook de Jennifer Kent.

En un año en el cual las películas buenas de terror han brillado por su ausencia, salvo casos como “The sacrament” de Ti West, este Babadook ha traido un soplo de aire fresco y una muestra del buen cine de género que se hace en las Antípodas. Destacar de este año films como “Wolf Creek 2”, “Las últimas horas” o “Lo que hacemos en la sombra”. Esta “The Babadook” –ya reseñada en la web- nos devuelve ese cine de terror sin sangre, sobre el miedo a lo que hay dentro del armario o debajo de la cama. Si os gusta James Wan, lo pasareis de miedo con Mr. Babadook.

1.       El lobo de Wall Street de Martin Scorsese / El gran hotel Budapest de Wes Anderson.

En Marty Mc Fly no era un gallina lo tenemos claro, la peli de DiCaprio ha sido uno de los triunfos del año, y con diferencia. Scoresese ha vuelto con más fuerza que nunca, regalándonos una cinta de tres horazas que se pasa en un suspiro y que te deja con ganas de conocer más sobre los tejemanejes de un Jordan Belfort interpretado por un increíble Leonardo di Caprio. Una obra maestra con mayúsculas.
Pero no puedo dejar fuera del podio a mejor película del año a la última cinta de Wes Anderson. Un director que mezcla el repateamiento hipster –como la insoportable “Moonrise Kingdom” con destellos de genialidad como “Fantastic Mr. Fox” o esta intriga de principios de siglo con el mejor reparto del año y un diseño de producción fantástico que te atrapa desde el minuto uno y no te suelta hasta su desenlace. Cierto que no es una película para recomendar a todo el mundo –para eso está “El lobo de Wall Street”- pero para ciertas personas puede ser una de las mejores experiencias cinematográficas del año.


TOP 5 DE LAS PEORES PELÍCULAS DE 2014


Pero dejemos de lado las películas buenas que nos ha regalado el 2014 y sumerjámonos en la inmundicia. Porque películas malas ha habido para aburrir, pero aquí he querido limitarme tan solo a las cinco que más me han sacado de mis casillas ya sea por las buenas críticas que tienen aunque a mí me hayan parecido horrorosas, o porque aunque son películas malas tienen vocación de obra maestra del género… Sin más preámbulos:

5. La gran estafa americana de David O´Russell.

David O´Russell era un director al que tenía cierta estima. Me habían gustado mucho algunas de sus películas como “The fighter” o “Tres reyes”. Pero esta “La gran estafa americana” la cogí con muchas ganas después de “El lobo de Wall Street” y me esperaba algo parecido: una película larga pero con ritmo, con una gran reparto y un guión de hierro. Pero aparte de un par de buenas actuaciones femeninas no hay mucho que sacar. Tenemos un guión muy confuso, un Christian Bale que parece que esté haciendo una audición para Torrente y una dirección sin garra. El estafado fui yo.

4. El Capitan America: El Soldado de Invierno de Anthony y Joe Russo.

Cada vez que escucho las palabras soldado de invierno me viene un bostezo. Si ya de por si Los Vengadores me producen pereza, este Capitán América me produce sopor. Teniendo una gran historia que contar, todo se vuelve confuso pareciéndose más a un capítulo de “24” que a un film de superhéroes. Entiendo que haya gente que le guste, pero no comulgo con ellos.

3. La Lego película de Philip Lord, Chris Miller y Chris McKay.

Mira que esta película tenia de todo para que me gustase: Unos directores cuyos trabajos anteriores –“Lluvia de albóndigas” “Infiltrados en clase” o la serie “Robot Chicken”- me parecen muy buenos ejemplos de gran comedia, un actor principal cuya voz es Chris Pratt y un universo de LEGO que podría dar mucho juego. Pero más allá de la escena musical inicial, me pareció un disparate sin pies ni cabeza, lleno de autoreferencias chorras y una cantidad tal de chistes cuñao que haría que a Pedro Vera le saliera un orzuelo.  Si hablásemos solo de una peli para niños no entraría en la lista, pero al ser una peli que ha encantado a treintañeros peterpanescos tengo que verla desde otra perspectiva y… maldita la hora.

2.       Transformers: La era de la extinción de Michael Bay.

Sin salir del blockbuster, nos encontramos con el último esperpento –llamarle película sería demasiado- de Michael Bay. ¡Cuidao! Yo no soy de esos que odian a Bay por su afición al corta y pega o porque le gusta la pólvora más que a un fallero encocado. Yo soy muy fan de ese Bay noventero que trajo joyas como “Dos policías rebeldes” o “Armageddon”. Pero desde que Hasbro se cruzó en su camino –y salvo el impás de”Dolor y dinero”- se ha metido en un pozo sin fondo al cual le arrastran kilos y kilos de billetes de 1000 dólares. Cada una de las pelis de los robots es peor que la anterior pero esta última llega ya a límites insospechados de chabacanería argumental. Si tras hora y cuarto una película no ha arrancado, no va a arrancar nunca y estos Transformers harían un mejor cometido de ninots de falla.


1.       La cueva de Alfredo Montero

Si echabais de menos al cine español en esta lista aquí lo tenéis. Ya me empiezo a ganar la fama de cinefago de found footage. Y cierto es, y lo he dicho muchas veces, que es un género que a día de hoy es el mejor para dar miedo. Pero también es cierto que por cada película buena te encuentras veinte abortos. De esos hemos tenido muchos este año, destacando “Asi en la tierra como en el infierno” con su rigor histórico digno de un capítulo de “Xena, la princesa guerrera”.
Pero esta “La cueva” se lleva la palma. Esta peli estaba siendo vendida como una experiencia aterradora, el horror definitivo, la peli de miedo del año… Puede que si eres Eduardo Manostijeras nada más bajar de la mansión o Kaspar Hauser al ser encontrado y esta “La cueva” es la primera peli que ves en tu vida, entonces es posible que te de algún susto que otro. Pero si conoces el género y estas curtido en mil batallas contra la cámara en mano lo único que esta cinta te producirá es un cabreo monumental.
Los creadores hacen una peli croqueta; con los restos de otras pelis –“The descent”, “El proyecto de la Bruja de Blair”, “Vertige” o “El resplandor” entre muchas otras- cocinan una abominación cuyo master no sirve ni para calzar mesas.

Un consejo, ni os acerquéis a ellas.

Comentarios