ESPECIAL NAVIDAD. DIA 22: "Joulutarina" (2007) de Juha Wuolijoki.

DIA 22: Chocolate con algo de serrín.



Y hoy volvemos a Finlandia. Porque, si llevamos muchas películas con Santa Claus de protagonista, ¿Cómo no vamos a hablar una sobre su posible origen? ¿Y quiénes mejor que los finlandeses para tratar el asunto?
La película de hoy se llama “Joulutarina. A Christmas Story”, que resultó un gran éxito en su país de origen y colindantes en 2007. El director de la misma es Juha Wuolijoki, el cual desgraciadamente no ha hecho mucho después de este film. Digo desgraciadamente, ya que quienes han visto la película en cuestión saben que talento no le falta.


En el film, conocemos a Nikolas. Es un niño que pierde a toda su familia en el frio Círculo Polar Ártico finés  en una época no datada, pero que podemos decir que es en algún momento entre los siglos XVII-XVIII. En la aldea de pescadores en la que vivía son tan pobres que ninguna familia puede hacerse cargo de él, por lo que deciden que cada familia lo mantendrá durante un año, y entonces pasará su custodia a otra. Nikolas está tan encantado, que siguiendo una tradición que tenía con su hermana pequeña, les fabricará juguetes de madera a estas familias en Navidad, cosa que es vista como una excentricidad. Pero un duro Invierno años después hará que ninguna familia pueda hacerse cargo de Nikolas, el cual finalmente acabará en casa de un comerciante con pocos escrúpulos que parece ser solo quiere sacar tajada de su don fabricando juguetes.
Lo primero que destaca del film es su ambientación: Los paisajes, ropajes, props y demás estructuras de atrezzo. Todo está cuidado hasta el más mínimo detalle. Y si a esto sumamos su cuidada y premiada fotografía, nos situamos en el marco ideal para ver una película que entra por los ojos.




También destacaría las interpretaciones. Por un lado tenemos a un grupo de niños que no son los típico niños patada dickensianos que suelen aparecer en este tipo de películas para dar penica al personal, si no que todos ellos están muy naturales y dan bien el pego. Y sobre todos ellos destaca Hannu-Pekka Björkman como Nikolas un actor muy poco conocido aquí al Sur, pero de gran renombre en el país suomi. Björkman se marca un papelón, ya que interpreta a Nikolas desde su adolescencia hasta su senectud. Y en cada uno de esos momentos se nota este envejecimiento, no solo en el maquillaje si no en la mirada y movimientos. Aunque se esforzasen no hubieran encontrado a un actor mejor.

En definitiva, estamos ante una película familiar con todas las de ley. Pero aun y esta familiaridad, estamos ante una película que no toma a ningún miembro de la familia por tonto, si alguien muere, este está muerto; o si tiene que mostrar miseria lo hace. No obstante, una película llena de magia para disfrutar en estas fiestas.

Comentarios