En Serie: Dominion (2014)



Normal que Diox os abandonara, panda de gañanes.
Acudí a esta serie abalado por un amigo que me aseguró por activa y por pasiva que era lo mejor que había visto hasta la fecha en televisión. Me ahorraré las preguntas que me asaltaron en el momento de tal afirmación, ya que los motivos que me dio, aunque algunos de ellos algo cogidos con pinzas, di por válidos ante la insistencia de este personaje, el cual pronto dejará de respirar dada la sensación de ira homicida que ha dejado en mí esta serie, la cual sólo recomendaría para suicidas que quieran ahogarse con su propio vómito.
La serie parte de una película tan justamente apaleada como es la seminovedosa "Legión", en donde se nos plantea una guerra entre la humanidad y, aquí viene lo novedoso, los ángeles enviados por Diox para exterminarlos porque al parecer le hemos tocado mucho los cohones. Solamente sus efectos especiales y unos correctos, alguna escena de acción aislada - esas posesiones angelicales son puro divertimento PQC - Paul Bettany y Dennis Quaid eran dignos de reseñar en una película que, si bien parte de una idea muy curiosa, su desarrollo es torpe, las situaciones no tienen sentido y la mayoría de personajes tienen la capacidad neuronal de un bacalao, que acaban convirtiéndola en una película para echarse la siesta los domingos por la tarde.
Dicho esto ¿por qué hacer una continuación en forma de serie de un film a priori tan flojo? Pues resulta que hubo ciertas "legiones" (festival del humor) de fans que reclamaban una continuación en vista del final abierto con el que cierra el film, y que insistieron e insistieron hasta que finalmente acabó la papeleta en manos del canal Syfy, canal que no destaca precisamente en la calidad de sus producciones pero que sí es campo de cultivo para frikis (entre los que me incluyo) deseosos de una ración doble de ciencia ficción sin pretensiones. Lo que nos gusta, vamos, pero en vista del resultado final de la serie desearíamos que todo ello se hubiese quedado en el limbo de los guiones olvidados.
Lo que no comprendo todavía es que con tal material heredado no hayan hecho si quiera algo medianamente atractivo para el fanático de las emociones fuertes. Teniendo en cuenta que "Los 100", serie que recomiendo muy mucho, es del mismo canal y que no consiga en TODA la serie ni la mitad de emoción y épica que consigue un capítulo la serie protagonizada por Henry Ian Cusick, pues da que pensar.
El único punto positivo que le veo a esta serie son los efectos especiales, que sin ser de una calidad clase AA, para ser de los mismos que perpetraron "Pirañaconda" están bastante bien integrados dentro de la trama, sobretodo en las escenas de pelea donde se alcanzan unas cotas espectaculares.

En resumidas cuentas,
la ANTISERIE. Vale que esta serie partiera de un producto tan pobre como era el film original. Vale que sea un (sub) producto 100% Syfy, y con lo que eso conlleva , pero eso no justifica que su trama resulte un peñazo desde el primer capítulo, sus personajes más planos que una tabla de planchar y una dirección a la que presumo fue rodada por un ciego.
Consejo de amigo: NO LA VEAN.

Comentarios