Sataembre: El Anticristo II / Magic London (1989) de Germán Monzó



Mantuve una breve conversación con el ¿director? Germán Monzó en el último festival de Sitges tras la proyección de su última  película La marca del vampiro, de la que un año de estos hablaré...cuando me recupere del soponcio. Durante la charla, una de las preguntas que le formulé fue cuándo editaría en DVD Magic London, a lo que me contestó entre una amplia sonrisa "si está editada desde 2001". Como en ese momento estaba aún bajo los efectos del ko técnico que me hizo su film, mas que tenía muchas ganas de verla, di por buena la respuesta que me dio Monzó y nada más poner el pie en Madrid fui presto a buscarla por los bajos fondos de internet.
Cabronazo.
Decir que no encontré nada es sería muy magnánimo por mi parte; salvo algún tráiler del VHS, el resto fue más bien una búsqueda infructuosa, con gente que decía tenerla para finalmente no contestarme al segundo e-mail, o en el mejor de los casos, ver carátulas (piratas) con el símbolo de DVD. Al menos con esta búsqueda logré encontrar el cofre con las tres de las Tortugas Ninja por el módico precio de dos euros. Algo es.
Abandonada la búsqueda, que coincidió con el abandono de las negociaciones para conseguir la legendaria Kibris: La ley del equilibrio por parte de CineCutre y el Artistic Metropol, dediqué mis esfuerzos a temas más interesantes, como a potenciar el blog, ahora esta web, o a soltar mierda en el Podcast La consulta del Doctor Loomis, ahora Pelulazas (¡lean y escuchen!). Fue gracias a estos dos factores cuando un día sin venir a cuento, se me presenta la ocasión de poder ver una copia (pirata of course) del dichoso film, a lo que yo respondí con un "te vendo a mi primogénito por ver esa mierda". Tras completar la transacción (lo siento Misingno Jr.) pude sentarme a disfrutar de este film del que sólo había escuchado historias...y ninguna mentía, incluso algunas quedaban sobrepasadas. 

Gracias Germán por este bendito ñordo.

Lo cierto es que al anticristo como tal no se le ve por ningún lado, sólo vemos a un yonki catalán que lidera una secta satánica de quinta regional que se dedica  al secuestro de desdichadas damas (también yonkis). A dichas damas con picotazos en sus antebrazos, se las zumba bajo la atenta mirada de sus fieles, que, si bien parecen sacados de los más selectos poblados gitanos de la periferia, también se las trajinan tras el visto bueno de su señor. Si el pavo es o no es el hijo del demonio es algo que nunca sabremos, pero si lo es, os aseguro que nunca hubo un Damian mejor, ni si quiera Sam Neil. Este al menos en vez de girar su cabeza180º, tuerce su mandíbula sin parar, que es mucho más difícil.
También pululan por este Londres de saldo - las tomas quemadas de archivo reinan sin control, como viene siendo norma - un Víctor Israel que parecer tener ganas de irse al bar más cercano a recargarse con un sol y sombra, un chinorri entrado en kilos pero sabedor (como buen asiático) de artes marciales, mujeres sometidas a sesiones de sado soft y los componentes de una banda de rock, entre los que se encuentra un Ninja que se sacó el curso en CCC, el cual tendrá una batalla a muerte contra este Anticristo para liberar a su novia. Ríete ahora de la trama del Doble Dragon.

Para terminar, decir que según donde busques, la película vendrá firmada por Germán Monzó o como en el cartel del VHS, por Sergio Argento. ¿Un homenaje velado a Sergio Leone y a Dario Argento? Ni idea, pero lo que sí queda claro es que menudo morro gastas señor Monzó.

En resumidas cuentas, puro Monzó con todo lo que ello significa; un aborto fílmico de montaje delirante, actores que no saben ni en qué película están y un guión...¿en serio hubo guión?
Compresible que muchos de los espectadores abandonen su visionado a los cinco minutos, en cuanto a mí, ¡tócala otra vez Sam!

Nota: 666

Comentarios