MUNDO RETRO: Scooby Doo

Por fin chicos! Atrapamos al kleenex mutante"

Escribo estas líneas, no sin un poco nostalgia al recordar unos dibujos que para mí fueron/son lo más. Los que junto a Doraemon, La máscara, Looney Tunes y cía, me acompañaban en el desayuno dentro del espacio llamado CiberClub, y que tan buenos ratos me hicieron pasar. Me refiero nada más ni nada menos que a Scooby Doo.

Cierto que sus tramas simplonas y repetitivas no eran lo más de lo más. Cierto también que salvo Saggy y Scooby, el resto eran para darles en la nuca con un calcetín lleno de monedas...bueno, a Dafne le daba con otra cosa. Pero si tuviera que contar las veces que estos entrometidos muchachos y su Gran Danés me alegraron una mala mañana, acabaría perdiendo la cuenta. Eso sí, al Scrappy Doo le ahogaba en sus eces.

Una gran serie que nos acompañó durante toda nuestra infancia, y que llegó a desvelarnos la más cruel de las verdades, y que al principio creímos imposible:

Los monstruos no existen, sólo el hombre.

Comentarios