Mundo Retro: Animaniacs

¿Preparados para el reto del agua?

A ver niños, juego de la mañana, ¿alguno de vosotros sabría decirme la Intro de Animaniacs? Bien, bien, ahora ¿Pinky y Cerebro? Estupendo...¿a que era cojonuda esta serie?

Animaniacs fue una popular serie de dibujos animados creada por Tom Ruegger, distribuida por Warner Bros. y producida por la compañía de Steven Spielberg, Amblin Entertainment a principios de los noventa. Las dos compañías crearon una serie contenedor que nos mostraba las desventuras de tres hermanos ¿perrunos?, más locos que una caja de cencerros, y que viven en los estudios de la Warner. También se dejaban asomar por ahí un grupo de ratones alterados genéticamente, unos palomos pasivos-agresivos, un perro que servía de niñera para un bambino horripile y una tropa de personajes mentalmente inestables, pero que hacían mearte de la risa...literalmente.
Lo más gracioso de esta serie (o lo menos para los padres) es su políticamente incorrecto sentido del humor, cargado con referencias a la cultura popular y un marcado humor adulto que los chavales de la época apenas podíamos entrever, ya que estábamos entretenidos viendo como un yunque aplastaban a una panda de ratones. 

Ese ¡Enfermeeeera!, los juegos de palabras con los melones y las bananas, lo sexualizados que quedaban algunos personajes, chistes con la política de por medio, violencia física (¿y qué dibujos no la tenían hasta que se amariconaron en los dos miles?) y alguna trama más dura como la que incluye a la Parca, mostraron a más de un progenitor (suerte que no todos) que este producto podía resultar más que un entretenimiento, ser un autentico quebradero de cabeza al hacer que nuestras "infantiles" mentes absorbieran datos no acordes con nuestra edad.
Ya...claro.
Como podéis ver, las cosas no han cambiado mucho, pero es que antes eran otros tiempos y en España se tenía más manga con estas series, no en vano, también se programaban en ¡horario infantil! a Ren y Stimpy, El rey de la colina, Mega Babies o Rugrats...cosas que yo agradeceré por siempre.
Volviendo a los Animaniacs, sólo queda decir que marcaron el sentido del humor de una generación gracias a sus geniales chascarrillos y a unos personajes que eran tan locos que te dejaban pegados ante la televisión. Una gran serie que debería de ser reivindicada...si no está reivindicada ya.


BONUS TRAK: La intro al completo.



Comentarios