En serie: "Gotham". Episodio piloto.

Ya está aquí. Ya ha llegado. Tenemos ante nosotros la serie más esperada de la temporada otoñal, – con permiso de “Constantine”- “Gotham”. Mucho se ha hablado, mucho más se ha especulado y todo el mundo ha opinado antes de tiempo. Ahora ya podemos ver el primer capítulo y sacar conclusiones precipitadas, porque recordémoslo; estamos ante una serie que tiene previsto durar varias temporadas y se basa en un universo riquísimo, por lo que cualquier conclusión que saquemos hoy tendrá la misma consistencia que el papel cebolla.
Debido a esto, este artículo no va a ser una predicción de Nostradamus sobre si la serie va a molar o va a ser un refrito para hacer algo de ruido ante la próxima película-acontecimiento de DC o si por el contrario va a ser el no va más y la televisión no volverá a ser lo mismo. Tan solo va a ser una mera reseña del capítulo, que nos ofrece y un poco las expectativas que levanta, como episodio en sí. Una vez que acabe la temporada ya nos meteremos en harina y le sacaremos jugo al asunto.




Lo primero que nos ofrece el capítulo es movimiento. Aparece una chica, enfundada en negro, morena, con movimientos felinos… ¿Demasiado obvio?. Por supuesto estamos hablando de Selina Kyle –interpretada por la casi novata Camren Bicondova- que será testigo del asesinato de los Wayne. Lo primero que llama la atención es la profusión de sangre y violencia. Estamos en una Gotham que sangra y daña, y eso es un buen comienzo.
Tras esta escena tenemos la presentación de personaje de Jim Gordon –interpretado por un convincente Ben McKenzie-  Es interesante, que aunque Gordon aún está comenzando a hacerse un nombre en el cuerpo de policía de Gotham, no es el típico novato despistado y metepatas que yo mismo esperaba si no que es un tipo con más recursos de los que parece a simple vista. Por azar del guión, Gordon llegará a la escena del crimen, prometiendo a Bruce Wayne que encontrará al responsable.
Aprovechando la situación se nos presentan a otros personajes como Alfred el mayordomo de los Wayne –rol llevado a cabo por un secundario con carácter como Sean Pertwee- o Carmine Falcone –interpretado por otro monstruo televisivo como John Doman-.
Y llegando a los malos icónicos, tenemos a Ed Nygma haciendo de equivalente policial del Q de las pelis de James Bond. También tenemos a Chester Cobblepot… el futuro Pingüino. Y por supuesto tenemos a una niña que será la futura Poison Ivy. Y… ¿Aparece Joker? Mirad al cómico que actúa para Fish –Jada Pinkett Smith- y sacad conclusiones.
También se podría decir que Gotham es otro personaje, ya que aparece como un ente vivo y que corrompe a casi todos los que la habitan. Parece que nadie es quien dice ser dentro de los límites de la ciudad. Mucho cuidado con eso Detective Gordon.

Como puede verse, es un capítulo de presentaciones. Los creadores – donde destacaría a Bruno Heller, creador de “Roma”- quiere, por un lado satisfacer a los conocedores del material sacando a la luz a todos los personajes citados, y por otro atraer al público poniendo sobre la mesa a todos los personajes antes de profundizar en la trama.
A rasgos generales, no es un capítulo que entusiasme, pero que nos deja con ganas de más. Por un lado, ganas de saber quién está detrás del asesinato de los Wayne, y por otro, ganas de que todos los malos icónicos se manifiesten y que este  - a primera vista- procedimental se transforme en un “Batman Arkham City”. ¿En qué acabará? Tiempo al tiempo.


Comentarios