Skinwalker Ranch (2013) de Devin McGinn




Tras, al parecer, no salir lo suficiente escaldado del visionado de “The borderlands”, vuelvo con otro found foutage. Pero para alegría mía, este “Skinwalker ranch” se distancia en muchos aspectos del filme escocés, quedando un producto más que digno de un visionado por parte del aficionado.

La película comienza con una entradilla que en principio tiraría para atrás, advirtiéndonos que lo que vamos a  ver está basado en hechos reales y que las imágenes que vamos a ver pueden turbarnos. En verdad, todo esto es  bastante patraña, ya que se nota que la gente que aparece en pantalla son actores y la película no da tanto miedo como nos quieren hacer creer.
Tras esto, la película comienza fuerte –punto a su favor-. Y esto en un producto found footage que pierden la primera parte de metraje en presentar a los personajes sin que pase nada, siempre es un plus.  Aquí vemos como un niño desaparece, mientras es filmado por sus padres.
Tras esto nos metemos en los llamados terrenos comunes del found footage: entrevistas con lugareños, presentación de los típicos personajes –el IT geek, el creyente, el descreído, el científico…-. Pero todo esto está rodado con bastante soltura y ninguno de los personajes nos cae lo suficiente mal para odiar su sola presencia.



En general, toda la película está bien rodada y sobretodo muy bien planificada, con sus sustos en segundo plano, las cámaras –testigos mudos de lo que ocurre en el rancho- en la posición precisa en los lugares donde pasa la acción, no hay necesidad de los típicos contrapicados mareones para dar la sensación de movimiento…

En cuanto a los actores y sus actuaciones, la mayoría son del montón. Pero destacaría el personaje de Hoyt, interpretado por Jon Gries – que para mí siempre será el tío Rico de “Napoleon Dynamite”- haciendo del padre del niño desaparecido.
Esta es una cinta que busca más el suspense que el miedo de susto fácil, y esto es otro punto a favor de ella. Y aunque la película tiene los típicos momentos donde pasan cosas, a estos momentos se les ha intentado dar una coherencia argumental y las acciones de los personajes tienen razón de ser y consecuencias lógicas es decir, que tienen arco de personaje. Algo que no siempre pasa en los found footage.
Aunque estoy todo el rato diciendo que la película es un found footage, también es cierto que tiene influencias de falso documental. Y esta unión de géneros ayuda a que la cinta tenga más verosimilitud que si tan solo se hubiera cerrado al típico hilo argumental de cinta encontrada.
Es interesante el hecho que no es la típica cinta de “hay un problema y vamos a centrarnos en este”, si no que el hecho de la desaparición del niño va más allá de los extraterrestres que creíamos que estaban detrás, estamos ante algo más grande. Durante la primera hora esta narrativa no cae en el batiburrillo o en la casualidad, si no que el guionista va tirando del hilo con cierto empaque. Pero como suele ocurrir, el que mucho abarca poco aprieta, y el tercer acto vuelve a lo rutinario y sin mucha explicación. Dejándote con más preguntas que respuestas.





En definitiva, una cinta de consumo rápido -70 minutillos escasos- , con algún susto y no mucho mareo. Interesante para aquellos que quieran acercarse al found footage de Serie B.

Comentarios