RINCÓN SURFERO CANÍBAL: Terror en el parque de atracciones


Si existe un lugar donde desconectar, pasarlo bien, alegrarte una tarde de verano o ambientar una buena historia de horror eso son, sin duda, los parques de atracciones. En el cine de terror cualquier lugar que se salga de lo habitual y doméstico es bueno para centrar una trama terrorífica. Evidentemente la industria no ha dejado pasar estos maravillosos lugares para narrar sus historias de terror entre vías de montañas rusas, atracciones acuáticas o puestos y diversiones varias. A modo de antecedentes, si echamos la vista atrás unos años nos encontramos con títulos interesantes como por ejemplo "Destino Final 3" (2006) en la cual el inicial típico accidente en el que el protagonista tiene una visión premonitoria se da en un parque temático o la genial "The Funhouse" (1981) de Tobe Hooper. También tenemos ejemplos menos interesantes como "Dark Ride" (2006) conocida en nuestro feudo como "La casa del terror ", film de serie B en el cual lo único atractivo es la localización en la que se desarrolla la historia y algún que otro efecto especial conseguido. Pues bien, todo esto es ni más ni menos para informar de un avance atrayente. Dos películas que tienen difícil su distribución en nuestro país pero que tarde o temprano conseguiré disfrutar. Ambas tienen como punto central de desarrollo del argumento un parque de atracciones y sus sinopsis aunque algo topicazas despiertan en mi  una ilusión mayestática.


A un lado del cuadrilátero tenemos "Scream Park". Un retro-slasher de esos que se han puesto de moda, de genial portada y que cuenta en su reparto con Doug "Pinhead" Bradley. Dirigida por Cary Hill, realizador del que no tenemos precedentes. La historia que intentará contar se resume en estas frases:

El parque de atracciones The Fright Land está a punto de cerrar sus puertas para siempre. Pero el dueño del parque, Hyde, tiene un último plan para vender más entradas… asesinato. Contrata a dos paletos maniacos para que entren en el parque y corten en rodajas a todos sus empleados. Hyde considera que estos asesinatos causarán sensación en los medios, pero en realidad acaba de desatar un horror al que nadie podrá sobrevivir.

Nos mantendremos a la espera.


Su competencia sana será esta "Gingerclown 3D". Producción húngara (:s) aunque rodada en inglés dirigida por Balázs Hatvani, señor cuya ópera prima "Thelomeris" (2010) no tuve la fortuna de ver. Su reparto, aunque sea tan solo de voz de doblaje de los siniestros engranajes que poblan el parque de "Gingerclown 3D" es de lujo para el aficionado al terror. Cuenta con las voces de Lance Henriksen, Brad Dourif o del mismísimo Tim Curry, volviendo a su rol de payaso maligno por el que tanto es recordado en "It" (1990). He aquí su breve sinopsis:


En 1983, un grupo de estudiantes de instituto pasa el tiempo en las colinas de Hollywood el fin de semana cuando se topan con el perdedor del colegio, Sam, que tan solo regresa a casa. A Sam le gustaría hacer algo para atraer la atención de Jenny, un de las más bellas chicas de la escuela, pero desafortunadamente, es la novia del matón de la escuela, Biff, el quarterback del equipo de futbol.

Pues eso, esperemos poder disfrutar cuanto antes de estas dos piezas, que en el fondo son como dos montañas rusas. Mucha gente las repudiará, pero otros estamos como locos por poder montarnos en ellas repetidas veces.


Comentarios