Te necesitamos Dreadstar


Los fans (con nata) del gran Jim Starlin podemos estar de enhorabuena, puesto que las productoras Benderspink e Illuminati Entertainment han adquirido los derechos de Dreadstar, la epopeya que a mediados hizo flipar en colorines a más de un joven prepúber adicto a las space opera. Lo malo de esta noticia es que aún la película se retrasaría al menos unos años pues no tienen el presupuesto para comenzar una producción de tal magnitud, y pocas perspectivas de que se lleguen a buen puerto las negociaciones tras el batacazo que sufrió en taquilla John Carter, otra space opera. Pese a lo agorero que pueda sonar esto, lo cierto es que todavía queda una esperanza en el horizonte en forma de dos films, Guardianes de la Galaxia y Jupiter Ascending, que si triunfan en taquilla supondrán un punto de inflexión para este film.

Ojalá.

Dreadstar nos narra la historia del otrora héroe de guerra Vanth Dreadstar, ahora convertido en un pacífico granjero y que se ve obligado a volver al combate cuando su mujer perece como daño colateral de una guerra intergaláctica entre los bandos de la Iglesia de la Instrumentalidad y la Monarquía.

Si no lo habéis leído, ya tardáis.

Comentarios