¡Cartelicos!: Están Vivos (1988)

¡Ponte las gafas!