Non-Stop (2014)



Intensísimo thriller de acción made in Collet-Serra


Vayan por delante mis respetos hacia el realizador catalán Jaume Collet-Serra. Este cineasta español emigró a la meca del cine cuando cumplió la mayoría de edad con la intención de triunfar en Hollywood. Sabia decisión. Veintidos años después, dicho y hecho, consigue liderar la taquilla norteamericana con su último film, titulado o subtitulado en España como "Sin Escalas" y protagonizado por un icono de la acción cinematográfica de los últimos lustros: Liam Neeson aka Qui-Gon Jinn. Y no es la primera vez, ya lo hizo en el 2011 con idéntica fórmula. Thriller de acción policíaco protagonizado por Neeson y que lleva por título "Unknown" (Sin Identidad). Anteriormente había abordado el terror con trabajos interesantes como "La Huérfana" (2009) o la comercial pero efectiva "La Casa de Cera" (2005). En esta ocasión a parte de disfrutar de un pasatiempo divertido aprendemos el funcionamiento post 11-S de la seguridad aérea americana, premisa sobre la cual gira la trama principal de la cinta. Con un inicio depresivo en el que pronto nos pone en la situación de actualidad de nuestro protagonista, este thriller intimista salpicado de acción bien rodada no se olvida de los tópicos, siempre y cuando estos sean necesarios. Goza, eso si, de un guión inteligente en el que casa a la perfección  el uso de las nuevas tecnologías, que tanto invaden nuestro cine de hoy en día, y lleno de trampas. Trampas que juegan a su antojo con el espectador, cambiándonos de sospechoso principal en un abrir y cerrar de plano. Llega un momento incluso en el que esta formula se repite tanto y de tal manera que parece que estamos asistiendo al visionado de un slasher en potencia. Y a todos estos elementos les asisten la realización de un montaje frenético y novedoso. Frenético por que haciendo honor a su título, una vez que se desarrolla el conflicto en el avión la estructura del film es un no parar en todos los ámbitos y novedoso por la indulgente
manera de la que se lleva a cabo la conversación vía teléfono móvil entre los implicados en el argumento. En el plano actoral, al igual que en el resto del film, nada que reprochar. Eficiente y creíble Liam Neeson una vez más, y ya van... o más. Y correctísima en su rol a su vez Julianne Moore, desempeñando un divertido papel que bien es cierto también que es un personaje que da la sensación de que nada habría ocurrido de no aparecer en la cinta, esas cosas que a veces pasan cuando una estrella interpreta un papel de reparto. Finalmente, con un desenlace que no decepciona y tras habérsete echo cortísimas las casi dos horas de duración del metraje, Collet-Serra demuestra que no hace falta implicar un desembolso trillonario de dólares o adaptar novelas acarameladas de pseudo-vampiros gays para liderar, aunque tan solo sea una semana, la taquilla del país de la industria cinematográfica.




Comentarios