ESPECIAL MUESTRA SYFY 2014: 300 El origen de un imperio y Fresh Meat





 


300: EL ORIGEN DE UN IMPERIO (2014)

La violencia gore y Eva Green intentan hacer olvidar a Leónidas... y casi lo consiguen...



Nos presentamos ante uno de los films más esperados del año y premiere en exclusiva de la muestra Syfy 2014. Esta vez le toca a Noam Murro hacer de Zack Snyder (esta vez únicamente presente en labores de guión y producción) y firma otra epopeya épica que es una mezcla entre precuela y secuela. Lo primero y ante todo, tener en cuenta que ponerse al frente de una continuación de un film magno como lo es la primera parte de 300 no es cualquier cosa. Ante tanta espectación y viendo como se la suelen gastar las secuelas generalmente, la percepción mayoritaria de la crítica no era para nada positiva, pero he de decir que aunque no supere a su predecesora, la cinta es bastante apropiada. Sullivan Stapleton y Lena Headey como Themistokles y la reina Gorgo respectivamente están correctos pero, si por ellos hubiese sido, el film no resistiría, como líder de batalla a Stapleton le falta el carisma de Butler. Es por ello que nos aproximamos a la salvadora oficial de esta "300:El origen de un imperio". No es ni más ni menos que Eva Green en su rol de la malévola e impetuosa Artemisia, la implacable comandante griega de la flota persa (¿?). Ella solita mantiene la película al nivel que ésta se merece haciendo alarde de lo bien que se le da a la francesa el papel de femme fatale perfecta. Cada vez que aparece el metraje gana enteros y es que esta vengadora justiciera de infancia traumática es el personaje referencia de la obra. Como adaptación, al igual que la primera parte de Snyder, funciona de forma
precisa, tanto a nivel histórico, con una trama basada en los supuestos hechos que acontecieron en la antigüedad, durante la formación de Grecia como gran imperio del mediterráneo, como a nivel novela gráfica del artista Frank Miller. La apocalíptica banda sonora que acompaña a las imágenes también es obligada y vuelve a poner los pelos de punta en momentos concretos del desarrollo de la historia, al igual que la fotografía clónica de la primera parte que eso sí, hará delicias de los fans. Hablando de la primera parte, aquí se repiten las frases gloriosas narradas con ímpetu y que parecen sacadas de grabados en vasijas de la época y las secuencia proto-gays repletas de guerreros con torso al desnudo. En lo que se aleja de la obra original es en que el contenido de violencia y hemoglobina asciende considerablemente en relación a la anterior, y eso señores siempre es de agradecer, sobre todo en una historia que se nutre y ofrece violencia sin tapujos a cal y canto. El precipitado final, en esta continuación apuntaba a emular a lo que vimos en la primera parte, pero a diferencia de la anterior, llegando al desenlace el film mete un giro que lo cambia todo y finaliza su estructura con lo que podríamos denominar un "Happy finish". En conclusión, una pre-secuela más que decente, entretenidísima, estimulante y sobre todo oportuna si miramos la cartelera restante en cuánto a cine fantástico se refiere.




FRESH MEAT (2012)

Sitcom alargada y sin risas enlatadas.



Esta sesión golfa para la noche del viernes fue una elección brillante en principio, viendo el curriculum vitae de la maestra de ceremonias responsable; una comedia de terror neozelandesa con caníbales de por medio. Nos frotábamos las manos, lástima que tras el visionado todo quedó en un mero espejismo. La cinta comienza como si acabara de injerir Red Bull en cantidades masivas, super energizante, con una presentación tarantinesca de personajes estereotipados pero interesantes que en un producto de estas características anima bastante sobre todo si dicha presentación va acompañada de un par de secuencias bizarras de introducción. Todo iba sobre ruedas, y es que durante su primera mitad todo parece funcionar, aunque cogido con pinzas eso sí. Es una pena pero a partir del hemisferio "Fresh Meat" se vuelve pesada y repetitiva, vamos lo que es una sitcom cuando ya le has pillado el rollo y llevas varios capítulos en versión bucle. Aunque puede que para muchos el metraje no acabe en caos gracias en parte a
los personajes encarnados por la bestial Kate Elliott y Temuera Morrison como padre de familia caníbal de la función. Destacar la presencia de este último por haber dado vida ni más ni menos que a Jango Fett en la todopoderosa saga "Star Wars". Poco más que añadir a la declaración, un film funcional que entretiene durante una tarde de naturaleza estival, pero algo flojo para cerrar una jornada de un festival como la Muestra Syfy, aún así se agradece el esfuerzo por traer estas rarezas.

Comentarios