Bienvenidos al fin del mundo.



"Bienvenidos al fin del mundo" es una pasada.

La mejor comedia del año pasado junto a "Juerga hasta el fin".

Quien no la vea merece morir bajo la suela de mi bota.

Bueno, eso último no es verdad, claro está, pero sí que tras verla por tercera vez, y pillar todos esos chistes y guiños que no pude "ver" durante la proyección en Sitges y cuando lo vi en el cine, he descubierto que esta joya (porque es una joya) es mucho más que la juerga de una pandilla de cinco colegas cuarentones aquejados por el síndrome de Peter Pan...bueno, que sí lo es, pero también habla sobre la amistad perdida, de los sueños frustrados de juventud y, en última instancia, las ansias de libertad del ser humano.
Y de colocarse como bien dijo cierto Beatle una vez.
En resumen, comienza un viaje para encontrar esa libertad perdida, en el que por desgracia muchos de esta pandilla no lo cuenten, pero los que sobrevivan a esta noche tendrán una gran historia contar...y una resaca de campeonato.

MEMORIA FOTOGRÁFICA

Un fallo que encontré en la película la primera vez que pude verla fue el no ver rastro de la energía de la que hacían gala las anteriores colaboraciones entre Pegg, Frost y Wrigth , dando paso a un espíritu más nostálgico y reservado para cierto público al que rememorar viejas batallitas, y hacer nuevas, les resultaría más ameno.
Y menudo error cometí.
La energía vitalista y alocada de "Zombis Party" o de "Arma Fatal" sigue ahí, más dosificada, claro está, pero sigue ahí, dando guerra para deleite de sus seguidores. Es cierto que Wright y compañía han cambiado en más de diez años en los que ninguno de ellos no ha parado, especialmente Pegg. No en vano son unas personas que comenzaron grabando sus frikadas y colgándolas en Internet hasta que sonó la flauta y se les dio carta blanca para hacer cosas más ambiciosas, más o menos como querría cualquiera de nosotros, y, con ese rodaje que han tenido cada uno, es lógico que el tono de sus colaboraciones se haya vuelto cada vez más maduro/adulto con el paso del tiempo, hasta dar como resultado este film. 
Pese a que en los casos que decía al principio, en los que casi podíamos tocar con los dedos ese paso a la madurez, sólo hacen falta ver las escenas de la muerte y resurrección de la madre en "Zombis Party" o la revelación en "Arma Fatal", pero el guión de Wright para "Bienvenidos al Fin del Mundo" se empeña en mostrarnos este fin de una era con momentos que van de lo nostálgico (las primeras escenas a modo de Flashbacks) a lo dramático (la verdadera motivación de King), que sí, nos pueden dejar un poco extrañados y hacer que nos preguntemos si nos han cambiado al director de "Scott Pilligrim", aunque pronto vendrán las escenas de pelea con las coreografías de pelea más dinámicas de su filmografía (la escena en los baños es magistral) por no hablar de las que directamente reina el caos por el pueblo, amén de ese discurso final que nos deja boquiabiertos, y que nos demuestran que hemos estados equivocados: Aquí no hay un final (de era) sin luchar.
Volviendo a las escenas de lucha, muchos han dicho mucho que si Wright ha querido hacer esta película a modo de carta de presentación para demostrar a Hollywood que puede realmente hacer la adaptación cinematográfica de "El hombre hormiga". A ver, no digo que no sea así, pero ¿estos no vieron la de Scott Pilligrim"? Vale que en su día fue considerada como una película menor (que no lo es), pero todas esas coreografías de pelea y todo ese dinamismo que dicen que tiene "Bienvenidos al fin del mundo" ya lo tenía esta y por partida doble.
Fijo que no la vieron.

ESTE ES EL FIN, MI AMIGO FIEL

¿Qué puedo decir de los actores? Todos geniales, pero todos todos. Decir que el quinteto formado por Pegg, Frost, Cosidine, Marsan y Freeman es los mejores tándem que he visto en pantalla en mucho tiempo daría validez a muchos, pero en serio, hay que verlos para creerlos. Sus interacciones, su compenetración y lo bien que se llevan en la vida real se traslada a los espectadores haciendo que no sólo nos riamos con ellos, si no que suframos por ellos (la escena del matón en el bar). El único problema que le veo es que ojalá pasarán más rato todos ellos juntos (yo sé a qué me refiero), aunque es lógico para mantener la historia. Pero los que sin duda merecen una mención especial, estos son Pegg y Frost, que aquí logran sus mejores papeles hasta la fecha, uno como colgado irremediable y el otro como un serio oficinista con un odio "eterno" hacia el primero. Seguro que cuando Peter Jackson vio esta película se tiró de los pelos hasta quedarse calvo, ya que la relación de estos dos es la que tenía que haber dado a Sam y a Frodo en su megalomaníaca trilogía del anillo, puesto que en ningún momento su compañerismo cae en unos diálogos moñas y tontones, y sí en la amistad más pura, en la que se da el todo por el todo por un amigo...aunque lo dicho, al principio se llevan a matar, lo que se traduce en diálogos sangrantes entre los dos y cuando la película alcanza cotas magistrales, como el tema de la muerte de la madre de King o cuando va este a verle a la oficina.
Si los principales ya demuestran galones en sus actuaciones, los secundarios como Pike o Brosnan también se llevan la palma, demostrando que pueden aguantar un careo contra estos cinco (escena del baño para inválidos o la del bar antes que se desate todo), aunque sí es cierto que unos minutos más en pantalla no les hubieran sentado mal, aún así es de entender que toda la película quiera ir directa al grano desde el primer momento, y alargar de más hubiera sido un poco repetitivo.

En el apartado técnico decir lo impecable que resulta todo. Desde una fotografía excelente (ese final en la colina), unos efectos especiales que asombran y que no cantan a la legua como cierto enano de oro y una banda sonora épica que te deja pidiendo más peleas. Siento repetirme, pero en serio, la pelea en el baño es genial.

En resumidas cuentas, una Pelulaza con todas las letras, una de esas películas que todo el mundo debería de ver, y que seguramente ni verían en cines (y luego se quejan), en la que TODO encaja a la perfección dando como resultado una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo.
Para mí la mejor película del año pasado junto a "Cabin in the woods" y "Iron Man 3".

NOTA: 10

Comentarios