El Rincón Misingno: Manhattan Baby



¿Veis la imagen que da pie a esta crítica del "Rincón Misingno"?
Sí, la de la niña y la serpiente con una Manhattan cubierta por las sombras como si del Apocalipsis bíblico se tratase...pues que sepáis que de esa imagen tan chula no hay absolutamente ni rastro en la película.
Si de algo sabía el director Lucio Fulci es que, a parte de crisparnos los nervios, era el vendernos una película, ya fuera esta una de terror la mar de digna o una mierda sin parangón, pero era capaz de hacernos picar una y otra y otra vez con la misma trampa. La verdad que no es algo novedoso, ciertamente la mayoría de directores italianos de la época desde Amato, Bava e incluso Argento usaban la táctica de crear unos carteles la mar de interesantes que distaban mucho del resultado final que nos mostraba el film, pero al menos llenaban las salas y dichas películas eran alquiladas en el videoclub. Era un negocio redondo.
Respecto a la película,es sin duda una película menor dentro de la irregular carrera de Fulci, pero al menos es no es tan chunga como a priori pueda parecer y, a mi modo de ver, mil veces mejor que otra obra del director como es "El destripador de Nueva York", una película que considero sobrevalorada en todos los aspectos, y que en comparación con la de "Manhattan baby", es un constante quiero y no puedo que del que acaba por resentirse a mitad de película.
Tontería cutre o no, el film está cargado de escenas gore que a más de uno le daría un vuelco la tripa, cómo por ejemplo la escena de la gaviota que picotea hasta la muerte a un barbas, o la de la niña  poseída haciendo gala de sus poderes. Sobra decir que un fan del género las disfrutará a tope, por que si es del resto pues va a ser que no...El guión no tiene casi ritmo, las actuaciones son de risa y están al servicio de unos diálogos de pura risa (la escena en la que se discute el origen demoníaco de la niña), por no hablar de los fallos en la iluminación que hace que por instantes no veamos nada de lo que tenemos ante nuestras narices, siendo eso una cosa muy grave de cara al final. El lado positivo lo encontramos en la dirección de Fulci, que pese a su arritmia natural, al menos aquí hace que no nos aburramos del todo, y despliega todo su potencial en las mentadas escenas dónde el gore hace acto de presencia, y logra elevar las cotas de diversión...y de que no te duermas en el sofá. Mención a parte merece la música de Fabio Frizzi, compositor también de "Nueva Yotk bajo el terror de los zombis" o "The Beyond", que aquí crea una partitura estupenda, mezclando temas de música sacra con toques sintetizador. Para escucharla y disfrutarla una y otra vez.

Lo dicho, una recomendación arriesgada, sé que a muchos huyen cuando oyen el nombre de Fulci, pero si tenéis tiempo y os sobra paciencia podéis echarle un ojo a esta película que a fin de cuentas no difiere mucho de lo que nos tenía acostumbrado el romano.

Comentarios