El Rincón Misingno: Troll 2



¿Qué podemos esperar de la que es definida con el título La peor película del mundo?
Pues de primeras diría que es una definición la cual yo no le adjudicaría a este film ni en broma, pero que por ahora me valdrá para ir desarrollando esta crítica, y segundo decir que, pese a lo que pueda parecer, Troll2 es una película la mar de entretenida...pero por mala, pero mala,mala, mala hasta límites que no veía en la pantalla desde Xtro (otra joya, de la que hablaré otro día). Desde sus actores, todos ellos sobreactuando que dan gusto, a sus efectos especiales, con esos "Golbins" recién salidos del chino de la esquina, por no hablar de ese guión escrito a cuatro manos por Fragazzo y señora, y en el cual critican a sus amigos vegetarianos (¡¡!!). Todo eso, y más que iré detallando a continuación, convierte el visionado de esta película en una experiencia única, y que por supuesto anula la manida coletilla de "La peor película de la historia", que para eso (Lobezno) tenemos miles de casos (Holy Motors) más pretenciosos (Tideland) y menos divertidos ( Alicia en el país de las maravillas) que el film de Fragazzo.

La historia nos traslada al pueblo de Nilbog ("¿Nilbog es Goblin al revés?" llegamos oír exclamar al protagonista), al que una familia se dirige por un intercambio de casa con autóctonos de allí para pasar las vacaciones de verano. Ah, sí, se me olvidaba, la familia está compuesta por una madre incapaz de poder cerrar los ojos (y de la que hace poco supe que estaba no muy bien de la cabeza), un padre igualico a Aaron Eckhart, una hija machorra capaz de cargar con su noviete a cuestas y el protagonista, un chavalín capaz de ver a su abuelo recientemente finado, que es el recurso más interesante del film hasta que el ¿guionista? se lo pasa por el forro y ves que el viejales interactúa con objetos físicos, tiene que agacharse para pasar inadvertido o se equivoca de habitación cuando se manifiesta...
Sí, estaréis pensado que menuda familia, pero el plantel de secundarios también se las trae, y al citado noviete de la hija (que le pide un compromiso serio ¡a los dieciocho!) se le suma una panda de patan...amigos con el encefalograma más plano que una tabla de planchar - uno de ellos muere, aunque no es seguro, ahogado por una tonelada de palomitas -, los citados Golbins, que son enanos y no enanos disfrazados de la forma más chunga (por cutre) posible, y una bruja líder de los Golbins que tiene una pinta que da dolor (de la risa), caracterizada con una dentadura podrida y un pelucón de mercadillo al que le han pasado un soplete, y que en cierto momento de la historia la ponen jamona con un liguero...escalofríos no, lo siguiente.

Momentos como el cuento del principio, con ese príncipe de Bequelar paseando por el bosque, el del protagonista meando sobre la comida, el bailecito de la hija, el mítico Oh, my gooooood, el cura Golbin quemado a lo gozo o ese final que, francamente, que dejaron los bocatas de mi abuela queden a la altura del betún, son las piezas que componen esta película, haciendo que sea un entretenimiento de principio a fin, y que nadie con cierto sentido del humor y del ridículo debería de dejar de ver.
Por supuesto, Gafapastas abstenerse, que luego lo jodéis todo...y yo sé por qué lo digo.

Comentarios