El rincón Misingno: El callejón

¿Por qué no usaría Calgon?

Siempre me viene la misma pregunta a la cabeza cada vez que veo este tipo de películas:

¿Una película puede aguantarse sólo por la presencia de su protagonista?

Salvando algunos casos que no vienen a cuento, la respuesta es sí, sin duda alguna. Ahí están los ejemplos recientes de Enterrado o 127 horas, películas en las que respectivamente Ryan Reynolds y James Franco eran los protagonistas únicos y absolutos, sabiendo en ambos casos aguantar el tipo durante todo el metraje, logrando no sólo una de las mejores interpretaciones de sus carreras hasta la fecha, si no la mejor en el caso de Reynolds.

Este tipo de películas, con un argumento definido desde sus primeros compases - es decir, único protagonista principal, espacio limitado, pocos secundarios, etc -, tienen la característica de ser caramelos al servicio del actor o actriz que lo interpretan puesto que el guión está estructurado de tal manera que quede al servicio de sus capacidades actorales, que, sean o no limitadas, pueden dar cierta rienda suelta a su interpretación.
Ahora nos llega este "Callejón", en el que la actriz de origen cubano Ana de Armas (la serie El internado) es la total y absoluta protagonista tras varios años relegada a roles secundarios. La actriz de Mentiras y gordas interpreta a una doncella de un lujoso hotel con aspiraciones de llegar a convertirse en una bailarina para la televisión, y que, por avatares del destino, es asediada por un asesino en serie dentro de una poco concurrida lavandería de barrio. Todo ello está adornado con una acertada estética pulp, en la que música y vestuario nos traslada a una especie de Sin City colorida, en la que los callejones oscuros y roñosos chocan con el estilizado hotel en el que trabaja la protagonista. Durante su escueta duración, que apenas alcanza la hora y diez, la actriz baila, ríe, llora, sufre, aterra y asusta por culpa de las perrerías que se le ocurriesen al director Eduardo Trashorras, debutante con este largo, haciendo que sea su mejor papel hasta la fecha, aunque con esto no quiero decir que "El callejón" sea esa gran película que el director quiere hacer, al contrario, ni tan siquiera logra el ser una buena película, y ojo, que podría haberlo sido.
El principal problema que tiene este film es su la citada duración, demasiado reducida para un guión que intenta tocar muchos palos y que no puede/sabe llegar a cerrar ninguno, quedando ridículos en algunos casos (el sedante que se toma al principio) o simplemente innecesarios (la trama con el ex novio o la anorexia de la hermana), por no hablar de los secundarios que pueblan el film, que aunque pocos son de lo mas molestos (el yonki) y prescindibles, como el personaje del mendigo acapara monedas, que aún me sigo preguntando ¿qué coño hacía ahí?. Incluso el asesino con sorpresa que asedia a la protagonista, y que en teoría debería de ser lo mas inquietante, acaba siendo un incompetente de mirada torcida. En serio, no he visto malo más patán: apenas hace nada que no sea poner caretos durante la "caza", y lo que hace le acaba saliendo de culo (¿no podría simplemente destrozar la vidriera de la lavandería y listo?). Además que la suma de otra "villana" y su naturaleza
Todo eso unido a que la resolución del film sea, de largo, el final más predecible que he visto desde hace mucho lo único de interesante sea ver a Ana de Armas luchando por su vida.
Sólo.
No me mal interpretéis, yo soy el primero en querer ver a la cubana en pantalla, a fin de cuentas la película es ella, y en ese sentido funciona muy bien, pero creo que si hubiese durado más, amén de haberse desarrollado más los temas que al final quedan en el aire, como es el momento Flashback, la cosa se hubiese saldado con un resultado muchísimo mas favorable de lo que al final quedó.

En resumen, una película fallida, en el que la falta de duración la acaba por condenar. En este caso el refrán de "lo bueno breve, dos veces bueno" no se cumple.

NOTA: 5 (y sólo la apruebo por la actriz )

Comentarios