Al Pereira vs The Aligator Ladies


Tras un tiempo en dique seco, concretamente dos semanas sin escribir una reseña, vuelvo a la carga con las críticas de ese cine, digamos, cutrongo, y que tan buen sabor de boca dejan entre la muchachada.
Nada mejor que volver por todo lo alto con un título que pude ver hace una semana en el Artistic Metropol, y que viene dirigido por el mítico realizador Jesús Franco, alias Tito Jess:

Al Pererira vs The aligator Ladies.


Antes de nada aclarar que no me gusta el cine del Tito Jess. Lo odio. Lo odio desde que una vez, a los trece años mangué del quiosco una copia en DVD de "El mirón y la Exhibicionista" que venía con el Interviú. Cuando me dispuse a verlo para aliviar mis instintos adolescentes, useasé, hacerme una paja, pues me en vez de encontrarme sexo, en el amplio/guarro sentido de la palabra, encontré con un festival de tetas caídas, pollas flácidas y mucho plano en el que apenas se veía nada, aunque admito que Lina Romay (que en paz descanse) estaba bien rica por aquel entonces, por no hablar de los diálogos que alcanzaban cotas de vergüenza ajena...y joder, no es que esperase un Shakespeare, porque hablamos de una porno, pero no sé, algo. Transcurridos unos años pude ver la celebérrima Killer Barbies a la que siguió poco después su secuela, y aunque en principio me parecieron graciosas no pude entender el por qué la gente las tildaba de películas de culto, para mí solo eran mierdas. He ahí que empecé a, no odiar como he dicho anteriormente (que me he pasado), pero sí a mantenerme alejado de las películas del Tito Jess y a zanjar conversaciones sobre el tema con un "Hitler era peor", y joder, funciona.
Eso sí, pese a lo dicho con anterioridad respeto mucho a Jess, y jamás me oiréis decir nada malo sobre él y sus dotes como realizador. Es un tío que a sus ochenta tacos sigue haciendo cine, y lo mejor es que durante toda su vida ha hecho el cine que ÉL ha querido, es decir, el que le sale de sus santas pelotas. Si quiere tetas pues que haya tetas a tutiplén, no hay más vuelta de hoja, y el que lo quiera ver que lo vea.

Así de claro.

Hace poco supe gracias a los amiguetes del Artistic que se iba a proyectar el nuevo film de Franco y que acudiría al evento el actor principal, Antonio Mayans, además del cámara y el productor de la misma, así que no dudé ni medio segundo en aparcar mi escepticismo e ir directo a por mi entrada, aunque creo que lo fue más el morbo lo que me alentó a verla (a fin de cuentas este puede ser el último film del director de las Vampiras). Y, joder, no me arrepiento de nada el ir a verla.
Del argumento de la película pues como decirlo...no tengo idea de qué coño ya que en ningún momento queda claro de qué trata, algo sobre un investigador privado que se enfrenta a las mentadas Aligator Ladies, que en realidad son las hijas de Fuman-Chú (¡!), pero si de verdad tuviese un argumento sólido daría igual, porque ni al director y ni a los protagonistas parece que les importe demasiado lo que están haciendo. Las convicciones cinematográficas, la estructura de una historia y la coherencia narrativa son pasadas por el forro una y otra vez durante su hora y media de duración - destacables son los planos secuencia de veinte minutos de reloj en los que una mujer menea el culo ante la cámara...y ya -, incluso Tito Jess hace un cameo en la cinta apareciendo fuera de plano dando órdenes a los actores, como si se tratase de un making-of dentro de la película (dos en uno). Lo mejor es que al hombre no le falta humor y se pone a soltar chascarillos (supongo) ante la cámara y bromeando con los actores. y pasada media hora en el que vemos desfilar culos con celulitis, pelucas rubias y tetas limoneras, la película llega a tal espiral de demencia en la que todo vale, pero un Todo vale en el amplio sentido de la palabra, en la que encuentro muchas similitudes con esas "nudie movies" de principios de los sesenta, convirtiendo a una película cutre en una experiencia cien por cien recomendable, aumentando enteros al ser vista acompañado de una panda de gañanes deseosos de pasarlo en grande.

En fin, que la veáis y punto. Veréis el nacimiento del género "tu puta madre" como bien dijo Oso de Cine cutre.
Por cierto, en breves habrá secuela...y yo no me la perderé.

NOTA: ¡VUESTRA PUTA MADRE!

Comentarios