Retrocrítica: La Jungla de Cristal: Aleta Roja 2



¿Quién puede tener tan mala suerte de vivir una situación extrema, en la que su vida y la de cientos de personas está en juego?

Sólo un hombre: John McLane.

"El héroe humano de acción" que sería capaz de apretarle las tuercas al Terminator de Chuche y de darle una somanta de palos al bueno de Rambo, que con sus frases chulescas, su sempiterna caradura y una más que notable capacidad de dar siempre el doscientos porciento, sabes que salvará la situación por muy difícil/imposible que se ponga. Sea lo que sea y sea donde sea.

Hoy quiero detenerme en la segunda parte de la saga, ya tetralógía (sí...solo hay cuatro), dirigida por Renny Harlin (Memoria Letal), en la que el bueno de McLane, el día de Navidad, va a buscar a su señora al aeropuerto, para darse de bruces con una conspiración militar que pretende usar los aviones en pleno vuelo como rehenes.

Mola, ¿eh?

Pues sí, y mucho.

Una cosa hay que agradecer a Harlin, un director de acción al que valoro bastante (incluso la entretenida La isla de las cabezas cortadas), es que sabe hacer las películas condenadamente entretenidas, y tenenr por seguro que esta también lo será. Desde el principio, con el asesinato en la iglesia, la película inicia un ascenso gradual. que dura hasta el beso entre la reencontrados señora y señor McLane-Genaro y que da por finalizada la película. Lo mejor de eso es que en ningún momento puedes quitar los ojos de la pantalla, y aunque haya alguna que otra bajada de tono en lo referente a las escenas en el avión, lo demás es puro entretenimiento. Aunque eso sí, avisar que el cabrón de Harlin se recrea, y mucho, con las escenas de tiros y con cierta escena con un avión que se la pega, contra la nieve, y en la que vemos unas doscientas personas (entre ellas ancianos a niños) morir, haciendo que almas sensibles (ejem...ejem...) se estremezcan o les de un chungo. A ellos solo decirles que dediquen a ver otras cosas más acordes.

Se ha dicho muchas cosas sobre este film, que si copia demasiado a la de McTiernan, que si es demasiado basta, que si es muy exagerada, que si...QUE SI ME COMÉIS LOS HUEVOS. A ver, la película tendrá partes de McTiernan, no en vano es un precedente para fijarse, pero el director de Memoria Letal también la dota de una personalidad propia dentro de las aventuras del policía de Nueva York (aquí de Los Ángeles). ¿Basta? ¿Y? Esto no es la casa de la pradera. Y lo de exagerada...en fin, remitíos al principio del párrafo y encontraréis mi respuesta.

En conclusión, una trepidante y entretenida película de acción dentro de una gran TETRALOGÍA que todo fan de la acción debería de ver.

Comentarios