La voz dormida

Voy a empezar contando una historia que le pasó a mis bisabuelos durante la guerra civil, esta guerra que, al parecer, no queremos olvidar pero si que olvidamos otras cosas.
Mi bisabuelo Materno era minero en Asturias, y era allí donde estaba cuando le pilló la guerra.
Mi otro bisabuelo era de Ciudad Rodrigo y solamente era un hombre que trabajaba en el campo para dar de comer a su familia. Ambos sin ideales políticos que se les podría achacar, solamente dos trabajadores que les pilló la guerra.
Cuando pudo salir de Asturias, mi bisabuelo se refugió en su pueblo natal (San Ciprián del Sanabria) gracias a la ayuda del cura del pueblo, el cuál, pese a ser falangista de pura cepa, le ayudó a sobrevivir de personas que le perseguían por el simple hecho de haber estado trabajando en Asturias de minero.
Mi otro abuelo fue acusado de por el concejo mayor del pueblo, cosa que ni el pobre hombre entendía, solamente sabía que era malo para él y su familia. Hasta que le dieron el paseíllo.
Mi bisabuelo materno sobrevivió gracias a la bondad humana.
Mi bisabuelo materno murió gracias al odio irracional del ser humano.
Una frase que se repite hasta la saciedad, y que no le falta razón es esta:
En la guerra no hay ganadores, solo vencidos...y los vencidos somos nosotros como seres humanos.

Por eso La voz dormida me parece una de las películas más prescindibles del año.

EN UNA CÁRCEL ME CRIÉ

En realidad la película no está mal, además tiene dos actrices que sustentan todo el conjunto, incluso me atrevería a decir que por ver a María León merecería la pena verla, y una dirección artística que debería ganar el Goya de este año...pero de ahí a que esto no sea otra vez lo mismo que hemos visto y revisto durante largo tiempo en películas del mismo tipo, cosa que me sorprende viniendo de un director que dirigió la magnifica Solas. En serio, comparad La voz dormida con, por ejemplo, El lápiz del carpintero o las Trece rosas y veréis que no distan demasiado la una de la otra, y lo peor es que luego oyes al director (y cito textualmente) que "ha querido dar una visión novedosa de lo acontecido en esos días oscuros". ¿Novedosa? ¿Dónde? Novedosa era la visión de Alexis de la Iglesia con Balada triste de Trompeta o la del maestro Berlanga con La vaquilla, haciendo que cada bando sea humano con sus más y sus menos, pero dejando implícito el sinsentido de la guerra.
Hay un momento en el film, el más destacable a mi parecer, en el que la protagonista habla con una de las funcionarias buenas de la prisión, en la que de explica que ella perdió a un hijo en la guerra y que antes era maestra. Un gran momento que se me quedó y que me fastidia que el guión no lo expanda a más personajes, haciendo que los fachas sean muy muy malos y los rojos muy muy buenos, sin ningún termino medio ni profundidad, claro está. Vamos a ver, digo yo que habría de todo en esa guerra, ¿no? Pues no. O buenos o malos, ea.

PERDONEMOS DE UNA VEZ

Creo que ya ha quedado claro que no soy partidista ni de uno y ni de otro, la verdad que los motivos en los que se inició esta guerra de hermanos contra hermanos me siguen escamando/aterrando, y que aún se notan las consecuencias.
En resumen, una película que podría haber estado bien, pero que repite un esquema que ya cansa.
Lo mejor, la interpretación de las dos actrices principales.
Lo peor, su falta de ganas de ganas de cara a hacer algo novedoso.

Comentarios