El árbol de la vida

subir imagenes


TÍTULO ORIGINAL The Tree of Life

AÑO 2011

DURACIÓN 138 min.

PAÍS EE.UU

DIRECTOR Terrence Malick

GUIÓN Terrence Malick

REPARTO Brad Pitt, Jessica Chastain, Hunter McCracken, Sean Penn, Laramie Eppler, Tye Sheridan, Fiona Shaw, Crystal Mantecon, Pell James, Joanna Going, Kari Matchett, Michael Showers

GÉNERO Drama

SINOPSIS Años 50. El film narra la evolución de Jack (Hunter McCracken), un niño que vive con su madre (Jessica Chastain), que encarna el amor y la bondad, mientras que su padre (Brad Pitt), que representa la severidad, es el encargado de enseñarle a enfrentarse a un mundo hostil. Sean Penn interpreta a Jack en la edad adulta. Por otro lado, se trata también la historia del Universo desde sus orígenes.



Se le ha llamado de todo a este film de Terence Malick.



Que si obra de arte, que si una locura, que si emocionante, que si una basura…pero todos coinciden en esto:
A esta película o la amas o la odias, así de claro y tajante.
Otra cuestión que me asalta es la de no saber como denominarla. Llamarla película no sería del todo correcto, aunque ¿cómo la denomino si no? ¿Pintura al óleo en imágenes? ¿Partitura con imágenes?
Lo dicho, no sé, ni nunca lo sabré, pero lo que si se es que lo que he visto me ha emocionado, intrigado, aburrido, interesado y, final mente, esperanzado como ninguna otra película que haya visto en mucho tiempo.
Eso sí, como he dicho antes, a no todo el mundo le gustará, ya que Malick se centra en una narración que se sale fuera de los convencionalismos de hoy en día, concluyendo en un final que mejor no detallar,
Por ahora.

LO QUE TIENE UN PRINCIPIO…




La historia podríamos decir que habla sobre una familia de clase media en la Norte América de los años 50, y relata la dura convivencia entre los tres hijos y sus padres, en la que cabe destacar el contraste entre una madre buena y compasiva (Jessica Chastain, un ángel pelirrojo), y un padre duro y autoritario, pero que quiere a sus hijos (Brad Pitt, al que ojalá den el Oscar de una ver, joder).
El principio relata la pérdida del hermano mediano (¿de qué? no se sabe), y de cómo afecta la pérdida a esos padres, destrozando a la madre y haciendo sentir culpable al padre. El resto del relato se asume que es un flashback que tiene el hermano mayor en el presente, el cuál es interpretado por Sean Penn al que se nota el recorte de su papel), en el que rememora su nacimiento y luego se centra en un ¿verano? que le definió como lo que es hoy en día…o eso entendí. El protagonista trata de comprender el sentido de la vida y por qué de las cosas, usando como un canalizador la muerte de su hermano y el transfondo de la relación con sus padres.
No puedo decir más, ya que poco más puedo añadir a la trama puesto que Malick en ningún momento quiere añadir mayor trama a la historia, siendo esta una escusa para el director para exponer su idea de la vida, de cómo nacemos, de cómo vivimos y de cómo morimos, siendo esta última la que más énfasis le pone el director, dando a entender que un final también significa un nuevo comienzo.
Como es habitual en él, Malik en vez de narrar una historia con palabras deja que las imágenes sean las que desarrollen la historia, optando en algunos momentos por las imágenes casi oníricas (la madre levitando) o por las ya tan famosas “escenas de documental” en la que se explica el origen de los tiempos de manera detallada, pero evocando una belleza clásica en esas imágenes que, tan a priori, se diría que de bellas no tienen nada, pero como dice la madre en un momento de la película, y que conecta con esto, “hay belleza en todas partes, solo tenéis que encontrarla”.


Ver en un momento dado a pequeños dinosaurios en la pantalla, pues no niego que llegue a descolocar e incluso irritar al más paciente, pero no se le puede negar al director que su valentía a dado frutos al colocar una historia tan personal en las pantallas, cosa que me recordó a la incomprendida Más allá de la vida, de otro maestro artesano como es Clint Eastwood, con la que comparte (aunque parezca curioso) no pocos puntos de vista, sobre todo esa “visión” del ¿final? de todo




…TIENE UN FINAL






Y que final, señoras y señores, pero admito que no lo entendí del todo y, simplemente, me dejé llevar por las imágenes que veía. Malik ya desata todo su yo, acentuando y ampliando lo anteriormente visto en la cinta, dejando claro que el fin del mundo, es decir, nuestra muerte, no significa un punto y final si no un comienzo de algo incluso más grande y del que formaremos parte.
Tras terminar de ver el film pregunté a varios amigos que la habían visto antes, para saber qué es lo que sacaron en claro de la película y de, sobretodo, su final. Curiosamente, aparte de no encontrar ningún término medio en sus críticas, todos me daban una conclusión diferente, pero eso es lo que creo que quería Malik al hacerla, que cada uno sacase sus propias conclusiones…aunque no entendiésemos la película.

Comentarios