Noche de miedo (2011)

El remake.
Esta nueva ola que ha sacudido al terror, que hace que clásicos de los setenta u ochenta sean "reinterpretado" siendo algunas veces, y en el mejor de los casos, films entretenidos, pero que no añaden absolutamente nada. Hace poco escuché que se iba a hacer un remke del clásico de Tom Holland, Noche de Miedo (1987), uno de mis títulos favoritos del cine de vampiros, y ya me temí lo peor. Pese a que iba a tener un reparto de campanillas, un director interesante, pero que no había hecho terror (como explicaré mas abajo) y unos avances la mar de chulos, la verdad que no me convencía en absoluto. Ahora, tras verla, me trago mis palabras, pues la verdad que este remake se lo han currado señores.
No solo porque sus realizadores y su director Craig Gillespie, han tenido en cuenta el material que han decidido reinterpretar, si no porque lo han hecho con todo el respeto posible, y no como otras que...en fin, solo decir que me Carretera al infierno me salí de la sala.
La elección de actores es lo primero que destaco, desde un desatado Colin Farrell como vampiro sanguinario y molón, al que más de uno le recordarán a los vampiros de 30 días de noche, a un Anton Yelchin, que ya apuntaba maneras en Star Trek y la última de Terminator, pero aquí directamente empatizas desde el minuto uno con su papel de antiguo friki, pasando por los secundarios Toni Collette, graciosa como madre del protagonista, Christopher Mintz-Plasse, al que ojalá le hubiesen dado mayor tiempo en pantalla, David Tennant que no desprestigia para nada el nombre de Peter Vincen, incluso le añade matices que me gustaron mucho y que más adelante explicaré, y una algo perdida Imogen Poots como novia del protagonista.
Como decía anteriormente, el director de la cinta es Craig Gillespie, a priori una apuesta arriesgada, ya que lo anterior de este director fue la sosa Cuestión de pelotas (2007) y la muy interesante Lars y una chica de verdad (2007) de la que recomiendo un visionado, y algún que otro capítulo de la serie Estados Unidos de Tara (con Toni Collette, claro), es decir, películas de corte muy diferente a este film. Sorprende ver como se desenvuelve en las escenas de acción, como en la persecución por parte de Jerry (genial ese montaje en plano secuencia) o el final de la guarida del vampiro, por no hablar de las escenas de pura tensión/terror en las que hacen morderte las uñas sin parar. La escena del asedio a Ed, que culmina en un momento tan duro como simbólico (esa cruz bañada en sangre), es la escena en la que te das cuenta que, en verdad, han intentado hacer algo mas que un refrito de una buena película, y se han trabajado algo que aspira a mas.
Respecto al guión, decir que amplía lo anteriormente visto, puliendo las ideas que se dejaban con menos desarrollo en la original, como la relación de Ed y Charley o de cómo este descubre la naturaleza vampírica de su vecino, y por otro lado el guión añade mas detalles, ampliando así el desarrollo de los personajes, definiéndolos mas, como es el caso de la madre del protagonista, del vampiro Jerry (pero en eso ayuda mas Colin Farrell) o de Peter Vincent. Lo que más temía, como fan de la original, era el tratamiento que le iban a dar al personaje de Peter Vincent, un icono del cine de terror reciente, que en la anterior fue interpretado por el gran Roddy McDowall. Como sabreis, Peter Vincent era un actor fracasado de serie B/Z que presentaba el programa Noche de miedo, en la que ponía sus propios films, cosa que en el remake, supongo que sabiendo la que se les venía si mantenían la misma historia, decidieron cambiar de profesión y de historia a Peter, convirtiéndolo en un mago coleccionista de lo oculto , algo reacio, pero cree absolutamente en vampiros y demás, por temas que ya vereis en el film, pero me pareció brillante.
Puntos negativos los hay, pocos y muy repartidos, pero los hay, como en la actuación por parte de Imogen Poots de la novia del protagonista. Entendedme, no es mala actriz, pero está como aburrida a lo largo de la película, incluso en las escenas finales parece como muy forzada. Otro fallo que noté es en los efectos especiales, no en los artesanales, donde puedo decir que no hay problema, pero ver ese fuego pixelado o a ese vampiro-orco de moria en el que se transforma Jerry...no no, así si que no.
En resumen, una gran película, un gran remake, al que mejor no comparar con el original, ya que no procede porque ni la acción transcurre como en la original, ni sus personajes son los mismos.
Ah, si, otra cosa, fans de Crepúsculo, ni os acerquéis.

Comentarios

  1. Me ha encantado, fans de Crepúsculo..
    Es una buena entrada, me gusta mucho el terror y últimamente echo de menos el de verdad, ambientado si quieres.
    Buen blog, un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario